Nisaba: el artículo número 300

Tal vez debería escribir un artículo especial. Tal vez debería buscar un tema exótico, una pregunta esencial, una de esas claves de la existencia humana. Pero no. Tan solo escribo para compartir uno de esos momentos cruciales en la historia de un blog; más precioso aún por coincidir con el inicio del nuevo ciclo, con la llegada del 2013, con una lluvia de meteoritos… En este instante, con estas líneas, con esta entrada, el blog Nisaba alcanza los 300 artículos.

Ha sido un largo recorrido desde los inicios de este blog en el año 2009, cuando no me esperaba estar todavía escribiendo en los albores del año 2013. Pero aquí estamos, usted y yo, leyendo y escribiendo, soñando y enunciando, dialogando y perfeccionando.

Y si este blog ha llegado ya a 300 artículos, no es gracias a mi persistencia y constancia, puesto que he tenido altibajos y tiempos mejores. Ha sido porque hay quien lea, pregunte, comente y se acerque a estas líneas. Es porque nos impulsa un amor común por la palabra, la edición, los libros, las publicaciones, la comunicación escrita… Es porque nos unen intereses por encima de las distancias.

Según las estadísticas de WordPress, este blog ha recibido casi 150 000 visitas desde enero de 2011, cuando se mudó desde Blogger. Allá, en su otro hogar, a pesar de no tener mantenimiento ni entradas nuevas, se acumula otra cifra similar (poco más de 140 000 visitas), desde sus inicios en setiembre de 2009.

Para mí, tales cifras son alucinantes. Para este pequeño proyecto, a cargo de una sola persona, motivada por compartir esas pequeñas preguntas, para tanta gente irrelevantes, semejante cantidad de visitas supera cualquier expectativa o pronóstico que hubiese podido tener.

Por eso, este artículo 300 es para dar las gracias. Está dedicado a usted que lee en este instante, a nuestra pequeña comunidad formada alrededor de los temas aquí compartidos y, por supuesto, a la palabra, base de todo nuestro trabajo.

Ya llegamos a 300. ¿Cuántos artículos nos esperan? No lo sé, pero no quiero saberlo. Nada más prometo seguir, día a día, paso a paso, hasta donde me sostengan las fuerzas. Por haberme traído hasta aquí, ¡muchas gracias!

6 comentarios

Archivado bajo Nisaba

6 Respuestas a “Nisaba: el artículo número 300

  1. Fermín Caballero

    ¡Enhorabuena! Esta cifra, con esta calidad, supera a otros que con menos mérito no cuidan su labor generando excesiva basura, sobre todo en papel, ¡lástima de bosques! Nisaba puede presumir de muchas cosas, sobre todo de sabiduría y humildad, que bien conjugadas lo convierten en una buena Reserva Natural de riqueza compartida. Jungla a la que a veces uno quisiera penetrar para empaparse de su verdor y frescura y regresar cuerdo al mundo de los fatuos.

  2. Que orgullo leer tu texto. Nosotros somos seis integrantes de lo que solemos llamar l”nuestra familia litararia”. Al leer tu blog sentimos esa cercanía. Felicidades y que tu ejemplo nos amplíe nuestro camino.

  3. Ana María

    Mi más sincera felicitación para este blog y, evidentemente, para su autora… Espero que siga creciendo. Ánimo con este trabajo tan especial.

    • Jacqueline Murillo

      ¡Muchas gracias, Ana María! Tomo los ánimos y los guardo en un baúl para usarlos cuando me flaqueen las fuerzas. ¡Feliz Año Nuevo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s