Día de la Corrección

Hoy se celebra el Día de la Corrección, en honor al natalicio de Erasmo de Rotterdam, ese escritor y filósofo cuyo pan diario lo pagaban largas horas de corrección de pruebas en aquel primer siglo de imprenta.

Esta es celebración fue instituida por la Fundación Litterae, de Argentina. También la celebra la Unión de Correctores españoles, y bien nos la podemos apropiar quienes dedicamos parte de nuestras horas a la profesión, en cualquier latitud del continente.

La corrección es la tarea de identificar los errores con el único propósito de eliminarlos. Es un acto de crítica y de inmediata rectificación con miras a entregar el mejor texto que seamos capaces de dar. Por eso siempre es una crítica amorosa: su último fin es la perfección, ese ideal inalcanzable que define nuestra labor diaria.

Quizás por eso, quienes hemos dedicado algunos años a la tarea de corregir desarrollamos un ojo crítico indomable, pero siempre con esa necesidad de identificar alguna solución y plasmarla, con tinta roja, en cualquier situación de la vida.

Para quienes dedican sus horas laborales a perseguir geniecillos entre líneas, atrapar gazapos y desterrar errores de los textos, muchas felicidades en su día y muchas gracias por su esmerada labor.

Nota: esta entrada fue actualizada el 29 de octubre de 2011 para rectificar el dato sobre la institución del Día de la Corrección.

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo Corrección, Corrección de estilo, Corrección de pruebas, Corrector, Erasmo de Rotterdam

16 Respuestas a “Día de la Corrección

  1. Pues felicidades para vos, Jacqueline 🙂 Dueña de un blog que presenta invalorable información para los escritores nóveles.
    De paso, una pregunta que siempre me hago, para vos o quienes quieran comentar: ¿Un corrector logra adentrarse y disfrutar de una historia (cuento, novela, lo que sea) sin distraerse en los gages del oficio?
    ¡Saludos!

    • Jacqueline Murillo

      Hola Sergio: cuando leo por gusto, leo por gusto… Pero me es imposible pasar por alto los errores y hasta las erratas; saltan de la hoja, sin derecho a esconderse. Lo que pasa es que el gusto se le va refinando a uno, y si el texto está muy mal en su expresión formal, me temo que simplemente me rehúso a leerlo. Cuando digo muy mal, me refiero a que sea confuso, con exceso de gerundios, con párrafos interminables, con palabras que se repiten sin cesar, que se oscurece por arrogancia pero no por elegancia… Y muchas otras sutilezas más que no se describen: se perciben. Así que cuando uno lee por gusto, se vuelve selectivo. En mi caso, además gozo los audiolibros como el medio preferido para leer novela, así que ahí no queda más que apagar mi mecanismo automático de corrección y me entrego de lleno al gozo de imaginar.

  2. Corren malos tiempos para todos en general y para los correctores en particular. Es un lástima que hayan prescindido de nosotros en tantas empresas, y duele ver publicaciones sin calidad alguna.
    En fin, habrá que seguir peleando.

    Gracias y saludos.

    • Jacqueline Murillo

      Por acá, debemos reivindicar continuamente nuestra profesión. Nos enfrentamos a personas sin experiencia, personas que cobran tarifas muy bajas y, sobre todo, una enorme ignorancia sobre nuestra labor, hasta dónde debe llegar y qué no hacemos. Los estudiantes de tesis nos entregan sus libros dos días antes y esperan que les resolvamos hasta las citas bibliográficas; otros creen que es nuestro deber reescribir; otros nos endilgan, en la misma corrección, desde la corrección de estilo hasta la de pruebas, como si pudieran hacerse con la misma mirada, en la misma lectura… Pero es parte de la labor pendiente: educar, educarnos, unirnos y abrir nuestro nicho laboral. ¡Adelante, Manuela! ¡No es momento de dimitir!

  3. Amelia

    Gracias por la parte que me toca, soy correctora. Y quiero decir que soy optimista, a pesar de los tiempos que corren, en cuanto al futuro de los correctores. Así lo vemos, y así lo defendemos desde asociaciones como UniCo.
    Un saludo.
    Amelia

    • Jacqueline Murillo

      ¡Qué gusto tener en nuestra comunidad miembros de la UniCo! En Costa Rica, estos temas solamente los he visto conversados en la Asociación Costarricense de Filólogos, ACFIL, pero hay mucho camino por recorrer. En otras palabras, y para decirlo de forma optimista: hay muchas oportunidades de servicio y mejora.

  4. Hola Jacqueline. Muchas gracias por mencionar al Día del Corrector y lo que significa nuestro oficio. Aquí, en mi país, la Asociación de Correctores de Textos del Perú, Ascot Perú, de la cual soy miembro y fundadora junto a otros compañeros, te deseo un feliz día y que continúes regalando conocimientos a través de tu blog.

    Gabriela Vargas Philippón
    destilandosensaciones.blogspot.com

    • Jacqueline Murillo

      ¡Felicidades a ustedes, Gabriela! Muchos éxitos para la recién fundada Ascot. Somos silenciosos, pero la palabra es nuestro oficio. Literalmente, ¡tenemos la palabra!

  5. Héctor E. Espinosa

    Pues felicitaciones a todos los amigos correctores, a Jacqueline, Manuela, Amelia y Gabriela. Yo no soy corrector, pero mi padre lo fue. Un abrazo a todos desde la hermosa Ciuadad de México.

  6. José

    Yo también soy corrector. Y te corrijo (con cariño y agredecimiento, claro): no es una celebración solo de la Unión de Correctores, sino de Fundación Litterae (Argentina, institución que fijó este día como el de la Corrección) y de todos los correctores del mundo.

    Y en respuesta a Sergio, que pregunta si “un corrector logra adentrarse y disfrutar de una historia sin distraerse en los gages del oficio”, yo le diría que la cosa es al revés: un corrector logra adentrarse en los gajes del oficio sin distraerse en la historia. Abrazos

    • Jacqueline Murillo

      Muchas gracias, José. Muy bienvenida la corrección y mis disculpas por la ignorancia. Afortunadamente nos vamos encontrando y conociendo. De inmediato procedo a corregir y actualizar la entrada. ¡Saludos!

  7. hrsotortuga reblogged this on Espacio Polidoro… Héctor R.S.Ol- and commented: Feliz dia, para todos los correctores.

  8. Maribel

    Felicitaciones por tu blog! Qué bueno que todavía hay personas amantes a las letras; apenas voy a empezar en la Universidad de Antioquia Filología, estoy Feliz; y se que este espacio me servirá de mucho. Saludos a todos

    • Jacqueline Murillo

      ¡Felicitaciones por tu nueva carrera, Maribel! Se aprende muchísimo en las aulas, pero más todavía cuando uno elige un interés propio y profundiza. En Nisaba se publican muchos temas que tradicionalmente han quedado por fuera de muchas carreras de Filología, a pesar de formar parte intrínseca de nuestro quehacer profesional. ¡Es un placer saber que son de provecho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s