Las ventas de libros digitales

El iPad está cerca de cumplir el primer año desde su anuncio al público, mientras eReaders como el Kindle y el Nook continúan vendiéndose como aparatos de lectura de libros.

Con el anuncio de los resultados del trimestre anterior en compañías de Estados Unidos, vale la pena echar un vistazo a las cifras que reporta Publishers Weekly.

Apple ha declarado que en el último trimestre vendió 7,3 millones de iPads durante la temporada navideña, frente a 4,2 millones en el periodo anterior; para un total de 13,8 unidades desde su lanzamiento en abril (¿cuántos venderá cuando las ventas se hagan, en efecto, durante 12 meses completos?). Esto supera por mucho las ventas de Kindle, estimadas en unos 4,4 millones, pero habla bien de un mercado global de aparatos lectores de libros digitales (más de 17 millones solo entre los consumidores de estos dos modelos).

Dicen las encuestas que los usuarios del iPad sí están utilizando sus aparatos para leer (67% de los usuarios ya lo hacía, según una encuesta realizada a inicios de noviembre; y otro 19% planeaba hacerlo).

Esta nueva masa de usuarios también está comprando libros a través de las tiendas virtuales. Según las cifras, el 36% de los usuarios de iPad adquieren libros de esta manera; aunque hay más usuarios de Kindle que gastan dinero en libros electrónicos (46%). Esto nos indica un cambio en la mentalidad del consumidor de libros electrónicos: los lectores no solamente están leyendo obras gratuitas y ya disponibles en la red; sino que están dispuestos a gastar dinero en esta forma de libro.

Amazon, cuyo aparato parece estar perdiendo la carrera, sí está ganando el mercado a través de su librería virtual: 40,3% de los libros adquiridos por usuarios de iPad fueron comprados a través de Amazon, frente a 29,4% de libros adquiridos a través de iBookstore, la librería de Apple.

Estas cifras ya vislumbran el impacto del iPad que, a pesar de no ser un eReader en sentido estricto (es una tablet que también sirve como eReader; frente al Kindle y al Nook que solamente sirven para leer libros), sí compite directamente en el mercado y, además, está ganándose la preferencia de los consumidores.

No sé si peco de optimista, pero aun cuando sea todavía un mundo en pañales, parece que ya el bebé está comenzando a gatear. No solo hay futuro para el libro electrónico; ya algunas editoriales deberán ir pensando en adaptar sus contenidos al medio digital porque ahora sí hay una cantidad crítica de usuarios listos para gastar dinero en librerías virtuales, en libros de bitios y no de papel. Cuando los eReaders y las tablets sean tan populares como los teléfonos móviles, ya no habrá excusa para no elaborar contenidos digitales.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Empresa editorial, Labor editorial, Tecnología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s